GENEROSO SILVESTRE

El Generoso Silvestre

Junto a un batallón de compañeros que se cuentan por miles en la metrópoli, el Generoso Silvestre lucha contra el cambio climático. Sus estrechas y cortas hojas son una autentica fábrica de “comer” CO2 que transforma eficientemente en madera. Es hora de desterrar falsos mitos y conocer que gracias al aprovechamiento sostenible de bosques como los de La Metrópoli Verde podremos frenar el exceso de carbono. A medida que los árboles crecen absorben este gas de la atmósfera y almacenan el carbono en sus troncos, ramas y raíces. Pero solo cuando están en pleno crecimiento es cuando son más eficientes en esta tarea. De hecho, los individuos envejecidos no solo no fijan carbono, sino que incluso pueden llegar a emitir.

La mejor opción es cortarlos controladamente y con intención de regeneración antes de que lleguen a la senectud y aprovechar su madera con el CO2 fijado, en la elaboración de productos duraderos, en vez de emplear otros materiales contaminantes como el plástico. Por eso, bosques gestionados como los de La Metrópoli Verde son sumideros de carbono más eficientes que los bosques que se dejan en un estado natural.

MAPA SILVESTRE